DE MÉXICO PARA EL INFINITO Y MÁS ALLÁ

¡¡¡ HOLA MUNDO !!!

domingo, 26 de octubre de 2008

DÍA DE LOS CAMBIOS MILAGROSOS...


Que día… inició el domingo con nuevo horarioel horario de invierno… una hora más de sueño, dicen que más ahorro, quien sabe, lo cierto es que de nuevo en abril lo van a cambiar y seguirán jugando con nuestro valioso sueño y con nuestra mente que no termina de adaptarse a una cuando le mandan la otra.

En fin, sea lo que sea, este nuevo horario ha hecho milagros en mí…. Hice lo que normalmente no hago jamás…. Despertarme temprano en domingo (( lo cual no es lo mío)) bañarme, cambiarme y ACTIVARME, si, ACTIVARME… como lo digo, algo nada normal para mi siendo domingo, que es cuando por lo general aprovecho la cama al máximo y me pongo a retozar como gato consentido y me quedo las horas ahí.

Hoy decidí activarme, y me puse a practicar mi deporte favorito con mi mejor y más fiel amigo…. EL SUPER… así es, me fui de compras al súper… y fue fantástico… recorrí cada una de sus áreas… desde la ferretería, la cocina, muebles, ropa, pinturas, accesorios, aseo personal, aseo de casa, mascotas, lácteos, salchichonería, electrónica, regalos, latas, frutas y verduras… ahhh que paz se respira en el súper, que alegría, que confort, que maravilloso invento del hombre moderno para la mujer y el hombre modernos…

Todo es felicidad en el súper hasta que tienes que pagar, j aja j aja j aja y mas ja…. Pero que va, mientras sea comida, no hay pobreza que valga… no compré mucho, solo lo del desayuno, papel de baño, bolsas para la basura, agua y listo, no necesito más, porque lo que necesitaba lo obtuve recorriendo aquellos amplios pasillos que lucen ofertas, adornos navideños y de día de muertos, y que emite esa música celestial que a muchos encanta “”” 3o% de descuento en nuestra gama de X productos”… no importa no aprovecharlos, con tan solo escuchar uno sabe que aún hay esperanza… los descuentos son un regalo en época de crisis.

En fin, practiqué mi deporte favorito, entre estantes, música alegre, gente sonriendo, niños pidiendo a sus papás ir al área de juguetes, señoras con carritos repletos de mandado, otros solo viendo, como yo…. Es impresionante… bendito mi amigo el súper que siempre esta ahí cuando lo necesito.

Y por el momento, sigo en esta jornada activa disponiéndome a desayunar…. A abrir los paquetes de jamón que he comprado, la lata de te, el pan fresco, la salsa riquísima, y a preparar el reparador café matutino…. Dentro de un momento se escuchará el chillido del sartén caliente y los huevos friéndose en el.

Benditos los días que se aprovechan… en los que uno ve la luz del sol, y en los que podemos hacer lo que más nos gusta con esa amplia sonrisa que contagia.

Bendito domingo… bendito y milagroso cambio de horario

1 comentario:

Faro Viejo dijo...

Me gustó este post :-)

Hasta a mi me dás ánimo de empezar este lunes.

Es bonito leerte.