DE MÉXICO PARA EL INFINITO Y MÁS ALLÁ

¡¡¡ HOLA MUNDO !!!

miércoles, 30 de julio de 2008

DÍA DEL LUTO MENTAL...



Una de las grandes incógnitas de la humanidad se ha apoderado de mí este día… que hay después de la vida…. Que llega con la muerte, en que nos convertimos, a donde vamos, que sentiremos??? Andaremos recorriendo nuestros pasos dados en vida como energía, como fantasmas, como seres que más que alegría causan temor.

Esta pregunta no creo que tenga algún día respuesta, la única forma de saberlo es que alguno de nuestros muertos regresara del más allá y nos contara, pero tal parece que están tan bien, que el solo hecho de regresar les causa pereza.

Aún así, y deseando que al lugar donde vayamos al momento de nuestra muerte sea tan confortable y bello como quisieramos, sigo pensando que la vida y muerte solo la viven quienes estamos en tierra y no hemos trasladado nuestro espíritu a otra parte… los muertos, muertos están y ya no sienten…. Creo en las teorías científicas que indican que la energía se expande y puede llenarlo todo, pero de ahí a llegar del cielo en forma celestial, es una idea que hace mucho deseche.

Porque saco a colación este tema???, ni más ni menos porque hoy celebro el día del luto mental… 22 años de la muerte de mi padre que año con año revivo al iniciar el día…. Desde la hora de despertar y ver a mi abuela parada frente a mí dándome la noticia, recuerdo toda aquella película que parecía interminable y que aún ahora recuerdo a detalle a pesar de que el tiempo ha pasado y yo era muy pequeña para comprender... hoy veo que la sorpresa y tristeza de aquel momento, quedo muy atrás.

El día del luto mental, en donde por arte del recuerdo, todos los momentos vividos antes y después de la muerte de mi padre sobrevienen como en cascada.

Pero hoy, será un día de luto mental diferente, ya no con ese coraje que antes me presionaba el pecho y me hacia preguntar el porque había pasado eso, porque se muere gente buena, porque quedan madres abandonadas por la naturaleza y niños solitarios sin la figura paterna.

Hoy más que un lamento será un culto al hombre que tanto enseño a pesar de su corta edad y que dejó cimientos tan fuertes, que hasta la fecha no han sido destruidos a pesar de nosotros mismos, de los que nos quedamos.

Siempre creí aún y cuando vivía, que mi padre no era de este planeta y es que era sabio, predecía el futuro y tenía la oportunidad de organizarlo, de tal forma que hasta su partida dejo establecida, con platicas previas con sus hijos, mostrando su amor a su esposa y el cariño hacia el resto de sus familiares y amigos.

38 años fueron suficientes para que su vida fuera tan plena como siempre lo mostró… para tener un trabajo estable, una linda casa con su establo lleno de borregos y caballos, como el siempre lo quiso… para viajar con su familia, para darle todos los cuidados, para ser su guía y protector… para ser el mejor ser humano, hijo, esposo, padre y amigo.

Jamás he conocido a alguien como el, y estoy segura que jamás lo encontraré, por eso su recuerdo quedo establecido en la cima del resto, incluso, de mis recuerdos personales.

Se fue el día de su santo, como queriendo decir… “” aquí estoy amigo vamos de paseo “”” quizá pensó que se fue de caza, o a pescar, o a arrear a su ganado o a servir a la gente en la farmacia.

Los que quedamos aquí, era lógico que nos quedáramos con esa sensación de vacío que deja la partida de un ser querido, pero más que eso, nos quedamos con su sonrisa grabada y con todo aquel conocimiento que desinteresadamente dejó.

Que lindo es recordar a mi padre a través de tanto tiempo, yo solo tuve 10 años para estar con el, pero así hubiera sido solo uno, sé que el efecto hubiera sido el mismo, y es que su magnetismo no era no poco, podría atraer hasta al más huraño, al mas poderoso, al más denso, al más antipático, tenia un don especial, y su presencia era tan fuerte, que aún lo siento acompañándome a diario.

El día del luto mental se ha transformado, no más lágrimas porque su recuerdo no debe ser así, no mas lamentos, porque si su vida no lo fue, porque transformarla ahora…. No más soledad, porque a pesar de que la mente dice que ya no está, el aire, la luz, las nubes, el cielo, el universo, las estrellas, mis sensaciones, todo grita que el sigue conmigo.

22 años de viaje por mundos que jamás conoceremos, eso debe festejarse….

1 comentario:

Lalo dijo...

Aww, siento mucho lo de tu papá, yo a veces pienso qué haría si se fuera el mío y nomás de pensarlo me quiebro.
También me hago esa pregunta constantemente: ¿qué sigue de la muerte? O sea, piensas, si no hay algo después de la muerte, como que le da más relevancia a lo que hagas en vida, pero también es algo desesperanzador pensar que te vas y se acabó, pero en fin, sólo el tiempo (espero que dentro de mucho) lo responderá.

Por cierto, muy bueno tu blog, desde que lo vi googleando sobre las siluetas lo leo todos los días, felicidades =)