DE MÉXICO PARA EL INFINITO Y MÁS ALLÁ

¡¡¡ HOLA MUNDO !!!

viernes, 6 de junio de 2008

... DE CAMBIOS...


Hablemos de cambios….

Hay situaciones que nos vienen a cambiar la panorámica de las cosas, que nos mueven el suelo y en esa sacudida nos alertan y dan avisos de que algo debe modificarse, para que a la próxima, el impacto sea menor o por lo menos, si no lo és, nos obligue a tomar las previsiones que corresponda.

Así como a la tierra, a los humanos hay eventos que nos cimbran… de principio no sabemos como actuar, como responder a las eventualidades; algunos lo hacen moviéndose de inmediato para salvar lo que queda, algunos se quedan ahí contemplando, y otros deciden comenzar de cero.

En cualquiera de los casos el temor y la soledad son los primero que se presentan… amenazantes, vibrantes… y se formulan las preguntas: que hacer??? Como reconstruir paredes venidas abajo, como levantar nuevos cimientos???, como planear la vida después de eso???.

La respuesta es tan fácil como difícil a la vez…. Y es: comenzando, moviendo un dedo, alertando a la mente, accionándose… las cosas pasan por algo, hay señales, hay que creer en las señales, ésta es una de ellas.

Hablar de cambios implica sacrificio, reto, enfrentar, y todos somos capaces de hacerlo… hay quienes quieren cambiar para mejorar en su trabajo, en el amor, en la familia, mientras sean en sentido positivo nada estará perdido,; pero cuando es para mal, hay un grado de riesgo que de antemano, significa el fracaso.

Pero cuando saber cual decisión es la correcta???.... creo que no hay mejor forma de hacerlo que decidir que camino tomar, porque definitivamente uno sabe (y sí que sabe) cuando la derrota está garantizada.

Los cambios ameritan total honestidad, aunque duela, aunque pese, aunque ponga en duda… ser honesto con la situación, con uno mismo, mirando nuestros propios límites, y nuestra capacidad de planteándonos otros.

Los cambios… todos los días hay cambios, por que negarnos a evolucionar, a tropezarnos de vez en cuando, más cuando esos cambios se concibieron de manera contundente y segura.

Hay que pensar en cambios que no nos vendrían para mejorar la cosas que día a día suceden en nuestro mundo… pero eso sí con la plena conciencia de que no deben dañar a nadie.

El cambio debe ser de adentro hacia fuera, después, después las cosas llegan solas… renovarse o morir… habrá que aplicarlo.

1 comentario:

Gabriela dijo...

Así es amiga, todos los cambios transforman nuestras vidas, muchas veces preferimos quedarnos en algún lugar donde estamos cómodos y por miedo al cambio ni siquiera pensamos en la posibilidad de hacer algún cambio en nuestra vida (vaya redundancia, pero así es). El caso es que yo llegué a ese punto, estoy en una situación cómoda, pero no ideal y decidí armarme de valor y hacer un cambio en mi vida... voy a cambiar de trabajo. Si, porque quiero estabilidad y seguridad y este trabajo, a pesar que es fabuloso, no me ofrece nada de eso y a mi edad, o a cualquier edad diría yo, la estabilidad y seguridad de un mejor empleo es básica. Así que bienvenidos los cambios, mientras sean para mejorar.